.

.

domingo, 17 de abril de 2016

Algo más que saber penetrar y ser penetrado

La educación sexual nos ofrece la ventaja de ser más incluyentes y respetuosos, 
más felices y más libres

Por DELIA GONZÁLEZ OCHOA  /

Aprendemos matemáticas desde nuestros primeros años de vida. Es una materia que tomamos cada ciclo escolar y que cada año se vuelve más compleja. No importa si no te vas a dedicar a la contaduría, a alguna ingeniería o a las matemáticas aplicadas, la educación básica y superior consideran que es un conocimiento esencial. Las matemáticas están en todos lados: las necesitamos para dejar propina, para administrar nuestra quincena o para calcular cuántos capítulos de Game of Thrones podemos ver sin consumir todas nuestras horas de sueño.

Las clases de educación sexual, para quienes tuvimos la fortuna de recibir alguna, suelen limitarse a un par de sesiones en las que se intentan dos cosas: 1) enseñar la anatomía de los aparatos reproductores; y 2) aterrorizar a los jóvenes con un montón de fotografías de infecciones de transmisión sexual. (Inserte imagen: verrugas-estilo-forma-de-coliflor.jpg.)

La sexualidad, como las matemáticas, está en todas partes; al vestirnos antes de salir de casa, al iniciar un romance con una persona, cuando elegimos un método anticonceptivo (y si nos da pena ir a comprarlo); cuando nos gusta alguien y cuando no nos gusta alguien. La sexualidad también está presente en cómo actuamos, en cómo nos mostramos ante la sociedad como hombres o mujeres; está en el nombre que eligieron para nosotros, en nuestros gustos, e incluso en nuestros sueños y aspiraciones.

Si la sexualidad nos acompaña desde el momento en que nacemos (desde el nacimiento, o antes, nos categorizan en uno u otro sexo) hasta el momento en que morimos (nunca dejamos de tomar decisiones o de tener ideas sobre nuestro cuerpo, nuestra identidad o erotsimo), ¿por qué la educación sexual integral no tiene una prioridad en nuestros planes de estudio?

A diferencia de la generación de nuestros padres y abuelos, creemos saberlo todo, o por lo menos lo suficiente sobre la sexualidad. Tenemos toda la información al alcance de un click. Y ese click está al alcance de cada vez más personas en el mundo. Pero ¿La educación sexual sale sobrando? No. El problema es que no sabemos qué es la sexualidad, casi nunca se nos enseña que ésta no se limita a la anatomía y a lo carnal. Para comenzar a comprender por qué la educación sexual es imprescindible, necesitamos entender que la sexualidad es más compleja de lo que nos han hecho creer.

La sexualidad es el aspecto central de nuestras vidas, comienza desde que nacemos con uno u otro genital, con pene o vulva, y a partir de esto se nos asigna un género: vivir la sexualidad implica hasta qué punto nos identificamos con este género y los roles que tomamos respecto al mismo. La sexualidad también abarca la orientación sexual, el placer, la intimidad, la capacidad reproductiva y los vínculos afectivos. Todo esto se manifiesta en nuestros deseos, fantasías, creencias, actitudes, valores, comportamientos, en nuestras prácticas y hasta en la forma que nos juzgamos a nosotros mismos y a los demás.


La sexualidad, y todo lo que la integra, están influenciados por otro montón de factores complejos: biológicos, psicológicos, históricos, sociales, económicos, políticos, culturales, legales y religiosos: A nivel biológico tengo la capacidad de quedar embarazada, pero socialmente hay una edad óptima para hacerlo (¿qué diría la sociedad si me hubiera pasado a los 15?) y si estoy casada, mejor. Pero también tengo la capacidad de elegir cuándo, cómo y con quién; legalmente no puedo interrumpir un embarazo, y quizá religiosamente ni siquiera se me permita usar ciertos métodos anticonceptivos. Aunque la reproducción es solo un aspecto de la sexualidad, está atravesada por muchos factores.

Los temas sexuales nos rodean y convivimos con ellos a diario, pero nos rehusamos a hablar seriamente de sexualidad. No queremos pensar en educar sexualmente a los niños; nos rehusamos a ir al médico y a hacer chequeos constantes. Se nos hace incómodo compartir detalladamente nuestra historia sexual a nuestras nuevas parejas románticas con la intención de prevenir. Si queremos quedar bien con la familia, nuestra vida erótica se vuelve inexistente. Nos negamos a cuestionar los estereotipos de género, sobre todo los que se nos acomodan, y no nos interesa preguntarnos e investigar qué derechos tenemos y qué dicta la ley sobre nuestros cuerpos y prácticas.

La educación sexual no es sólo dar información, sino brindar herramientas para cuestionar esta información y reconocer los mensajes sobre sexualidad que se nos presentan en el entorno; nos educan los medios de comunicación, las familias, los amigos, la cultura. Nos dicen cómo debemos de sentirnos sobre nuestros cuerpos y cómo deben verse, cómo debemos enamorarnos, cómo y con qué debemos excitarnos, de qué tenemos que sentirnos culpables y a quiénes debemos de hacer sentir culpables.

La educación deficiente tiene consecuencias, crecemos con una educación sexual en la que no se habla de diversidad. Hay niños que entran a la adultez sintiéndose las criaturas más raras porque nadie les dijo que la pubertad es diferente para todos: a las niñas también les sale vello en el bigote y en la barba (y en los brazos, espalda, brazos, abdomen…); niños a quienes nadie les dijo que en la pubertad podían sentir atracción no solo por las niñas, sino también por su mejor amigo y que creen que algo debe de andar muy mal con ellos. Niñas y niños creciendo con culpa por sus deseos y por su placer, porque alguien dijo alguna vez que sentir rico estaba mal.

Educar sobre la sexualidad, no es sólo hablar de genitalidad, importa hablar de género y diversidad. La línea que separa a los dos géneros de los que nos hablan y en los cuales nos educan, masculino y femenino, es borrosa y a veces no nos damos cuenta de que actuamos y juzgamos desde aquello que “debería ser”. Hablar de género implica enseñarle a los niños y a las niñas que ser mujer significa ser fuerte e independiente y que su belleza o sus medidas no tienen nada que ver con su valor; también es decirle a los niños que pueden ser hombres sensibles pues no tienen que demostrar ninguna masculinidad a nadie, que si tiene actitudes o gustos que sean considerados femeninos, eso no los hace menos, porque lo femenino no vale menos. Enseñar a las niñas y niños la diversidad de género implica menos violencia machista o  posiciones sumisas en su futuro, porque lo importante es ser el tipo de persona que los haga sentirse feliz y no lo que las películas, los libros o la sociedad dicta que tienen que ser por tener pene o vulva.

Hablar de amor, también es educar sexualmente. De las formas de amar que no implican posesión, que el relacionarse en lo romántico no sólo significa amor entre un hombre y una mujer. Hablar de sexualidad significa enseñar que el amor no tiene que significar para toda la vida, y que quizá no todo lo que se necesita es amor, sino también respeto, tolerancia, y honestidad.

Incluir la diversidad de prácticas, identidades y posturas en cada tema, es una necesidad evidente. Nos urge educación sexual integral, una que genere espacios de diálogo y reflexión: ¿qué tipo de educación sexual recibí? ¿estoy conforme? ¿para qué me sirvió y para qué no? ¿cómo influyen los mensajes de sexualidad que recibí en mi forma de percibir el mundo?

Es necesario aceptar nuestro cuerpo y quererlo, sólo tomando consciencia de éste, podremos comenzar a amar más y de formas más libres, a encontrar más formas de vivir nuestro género y a tomar decisiones responsables e independientes, sin que otros interfieran. Necesitamos de la educación sexual para enseñarnos a no violentar, para enseñarnos a respetar y a exigir respeto.

Comencemos a pensar que la educación sexual significa mucho más que la posibilidad de un buen acostón. La sexualidad es fundamental en nuestras vidas y no la podemos negar porque nos acompaña en nuestro nombre, en la manera en que vestimos, en nuestros gustos, en lo que nos excita, en nuestras relaciones  y en la vida que imaginamos para nosotros mismos. La educación sexual integral es esencial porque implica que podemos ser más incluyentes y respetuosos, más felices y más libres.

Siguenos en Nuestras Redes Sociales

Siguenos en Nuestras Redes Sociales

Servicios Psicológicos para Personas Trans.

Servicios Psicológicos para Personas Trans.
La salud mental es vital para poder llevar una vida saludable como personas trans. Trans Siempre Amigas (TRANSSA) Ofrece servicios psicológicos para personas trans con la Lic. Luz Aida Cruz quien de manera voluntaria pone sus capacidades a disposición de la población trans todos los miércoles de 2 a 5 pm. Un servicio totalmente gratis¡ Para citas llamar al 809-686-1949

Campaña #RespetaMisDerechos

Discriminación Cero

Todos y todas tenemos los mismos derechos.

Guias de Sexo Mas Seguro

Guias de Sexo Mas Seguro

El Placer de Protegerte Mujer Poderosa Spot de CVC/COIN

Igual a ti: Campaña contra la discriminación a personas trans

Campaña contra la discriminación de las personas trans elaborada por la Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (RedLactrans), con el apoyo del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre Sida (ONUSIDA) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). No a la transfobia. Al igual a ti, tengo amigos, familia. Tengo proyectos, trabajo, planes. Tengo fe, creencias y esperanzas. Tengo amor, tristeza y alegría. Opinión y recuerdos. Tengo sueños y deseos. Tengo responsabilidades y derechos. Igual a ti, yo también quiero respeto.

Alto a la Transfobia

Alto a la Transfobia
Búsqueda personalizada
TRANSSA-Trans Siempre Amigas es una Organización que vela por el respeto y la equidad de las personas Trans (Transexuales, Travestis y Transgéneros) de República Dominicana. Promoviendo Liderazgo y Respeto hacia nuestras Trans.

Es un lugar donde las Trans de República Dominicana encuentran apoyo y un medio donde pueden llevar sus denuncias para así entre todos/as buscar soluciones y tratar de lograr una mejor calidad de vida para todos/as.

NUESTRA MISIÓN:
Ser una organización de Travestis, Transexuales y Transgeneros (Trans) Trabajando para lograr la unificación y el mejoramiento de la calidad de vida de su población mediante los principales problemas que afecta nuestra comunidad en materia, de Derechos Humano: Laborales, Servicios de Salud y Educación; Promoviendo Liderazgo, Apoyo Emocional, y Respeto, a todos/as los/as Trans. en República Dominicana.

NUESTRA VISIÓN:
Ser la Organización que vela por el Respeto y la Equidad de los/as Trans en República Dominicana; Comprometida con las soluciones a las problemáticas de la comunidad, protegiendo los Derechos Humanos individuales

OBJETIVO ESTRATÉGICO GENERAL:

Promover la defensa de los DDHH (Derechos Humanos) de la población Trans, a partir de la reducción de la discriminación de la población general hacia nuestra comunidad.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS ESPECÍFICOS:
*Promover a través de charlas con profesionales de la psicología y otras áreas la aceptación de los familiares de la población Trans.

*Promover la defensa de los DDHH de los/as Trans, en la población general a través de campañas de IEC.

*Desarrollar programas a lo interno y externo de la comunidad que vinculen la espiritualidad con la identidad Trans.

*Realizar talleres en los centros educativos con el tema de diversidad sexual para capacitar al magisterio y que sirvan de multiplicadores con sus estudiantes.

*Realizar talleres para la comunidad Trans, sobre los derechos que posee, de manera que se empoderen, defiendan y no permitan que estos les sean violados.

*Crear un espacio de encuentros, talleres, charlas, …enfocadas a la convivencia y unión entre la comunidad Trans, a partir de los temas de autoestima, liderazgo, apoyo comunitario, orgullo Trans, prevención de ITS(Infecciones de Transmisión Sexual), VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y SIDA(Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida).

POLÍTICAS FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL:
*Mantener el respeto entre los/as miembros del programa y a la opinión de uno al otro.

*Crear conciencia entre todos/as los/as miembros que el espacio de TRANSSA es un lugar de apoyo y comprensión donde se facilita el buen desenvolvimiento de todos/as los/as miembros y el apoyo masivo hacia nuestra institución.

POLÍTICAS EN SERVICIO:
*La organización TRANSSA basa su accionar en el trabajo en equipo como forma de garantizar el aporte a la comunidad a la que servimos.

*El espacio de TRANSSA siempre será un lugar de seguridad, confidencialidad y de apoyo para todas las participantes.

*Nuestro grupo tiene las puertas abiertas para cualquier Trans y todo tipos de colaboradores no importa su estatus social, político, ni económico, ni creencias religiosas.

Conversando entre Trans “

TRANSEXUALES, TRAVESTIS, TRANSENEROS Y
TRANSFORMISTAS

(Autoestima, Identidad, Sexualidad, Infecciones de Transmisión Sexual ITS, VIH, Sexo Seguro, Derechos Humanos, Hormonas, Manejo de Conflictos, etc.)

Todas las semanas un tema de tu interés.

Oficina: C/ Josefa Brea #94 (2do. piso) frente al Colegio Santo Domingo, Bameso (Próximo al Centro Bono)
Sto. Dgo. D.N, República Dominicana.

Telefono: 1-809-686-1949
Email: transsadominicana@mail.com
Twitter: TRANSSA_TransRD
Facebook: http://www.facebook.com/pages/TRANSSA-Trans-Siempre-Amigas-/106685852705863

Bandera Trans

Bandera Trans

IDENTIDAD Y TRANSFOBIA

Identidad Sexual

• La identidad sexual es la conciencia propia e inmutable de pertenecer a un sexo u otro, es decir, ser varón o mujer.

Transfobia

• La transfobia hace referencia a la discriminación hacia la transexualidad y las personas transexuales o transgénero, basada en su identidad de género interna.

• Intencionada o no, la transfobia puede tener consecuencias graves para el objeto de la actitud negativa. Las personas trans también experimentan homofobia por parte de personas que incorrectamente asocian el trastorno de identidad de género como un tipo de homosexualidad.

Algunas Identidades Trans

A continuacion les presentamos algunas de las Identidades Trans

Travestismo


• El travestismo, consiste en utilizar la vestimenta y complementos socialmente delimitados para el sexo opuesto.

• Para aquellas personas que adoptan por motivos artísticos el aspecto y actitudes culturales convencionalmente aceptados para el otro sexo, y con ello crean un personaje artístico en el que se "transforman" se utiliza el término transformismo.

• Para aquellas personas que sufren una discordancia entre el sexo mental y físico se utiliza transexualidad

Transgenerismo

• Transgénero es un término general que se aplica a una variedad de individuos, conductas y grupos que suponen tendencias que se diferencian de los roles de género normativos (hombre o mujer) que normalmente, aunque no siempre, son asignados al nacer, y del rol que tradicionalmente tiene la sociedad.

• Transgénero es el estado de la identidad de género de uno mismo (autoidentificación como hombre, mujer, ambos o ninguno) que no se corresponde con el "género asignado" a uno mismo (la identificación por parte de los demás de si se es hombre o mujer en función del sexo genético o físico).

Drag Queens

• Drag queen es un hombre o mujer que se viste y actúa como una mujer exageradamente, de forma provocativa y para dar más efecto cómico, dramático o satírico. Es una forma de transformismo con fines primordialmente actorales o de entretenimiento en espectáculos públicos.

• La mayoría de las drag lo son como entretenimiento, profesión o como fin artístico, de forma que llamen más la atención o como un camino más rápido a la fama. Hay un importante número de heterosexuales que también son drag queen, como también muchos transexuales.

• Drag queen también se llama a veces al travesti, aunque ambos términos tienen connotaciones distintas. Una drag queen viste con el fin de entretener o actuar y no es habitual que se utilice para describir a un travesti, ya que ésta es tan sólo una parte de la identidad o vida sexual de la persona en cuestión.

Transexualidad

• Una persona transexual encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su anatomía sexual. Es decir, se produce una disconformidad entre su sexo biológico y su sexo social y el sexo psicológico.

• Una mujer transexual es aquella que nace con anatomía masculina y un hombre transexual es el que nace con anatomía femenina. Es decir, se les designa por el sexo con el que se sienten identificados y no por el sexo al que al nacer corresponden, por ejemplo, sus genitales.

Material suminstrado por: Amigos Siempre Amigos - ASA

Videos con informaciones sobre VIH/SIDA

Loading...

Videos actividades y acciones de TRANSSA, activismo GLBT y shows artísticos Trans.

Loading...